VENUES CDMX, DESINFECCIÓN DE ESPACIOS
Los venues, salones de eventos, jardines para fiestas en CDMX, pueden operar como restaurantes hasta que estemos en semáforo verde

El gobierno de la Ciudad de México ha señalado que la organización de eventos no se reactivará hasta que el semáforo Covid se encuentre en verde.  En tanto esto sucede, los venues, salones de eventos, jardines para fiestas, bares y antros en CDMX, pueden operar como restaurantes. Solo necesitan cambiar su giro comercial a través de internet, para poder brindar el servicio de venta de alimentos.

TE PUEDE INTERESAR: Venues: ¿Cómo sacar tu LLAVE CDMX para operar como restaurante?

Dentro de los lineamientos de seguridad sanitaria que deben seguir los establecimientos de venta de alimentos preparados, ya sean venues o restaurantes, un tema importante es la desinfección de superficies.

Es cierto que las medidas de lavado constante de manos y de sana distancia son fundamentales para prevenir Covid-19, así como el uso de cubrebocas. Pero otro aspecto importante es la correcta limpieza y desinfección de los distintos espacios, tanto abiertos como cerrados. 

Al respecto te compartimos esta información útil que forma parte de los Lineamientos de Protección a la Salud en la Nueva Normalidad, documento elaborado por el gobierno de la CDMX.

Medidas para limpiar y desinfectar espacios: prevención de Covid-19 en restaurantes y venues

El gobierno de la CDMX señala que los venues y/o restaurantes deben establecer un programa de limpieza constante del centro de trabajo utilizando los productos de limpieza adecuados para prevenir la propagación del virus SARS-CoV2. 

En este sentido, los establecimientos deben comprometerse a realizar rondas de limpieza y desinfección intensiva en todas las áreas y particularmente en las zonas de mayor riesgo de propagación como la cocina y las mesas. 

Las medidas para desinfectar espacios comunes a seguir son:

1. El establecimiento debe garantizar abasto de insumos de lavado y desinfección para el funcionamiento del mismo.

2. Previo al inicio de la jornada laboral y al final de la misma debe realizarse una limpieza exhaustiva y trabajo de sanitización y desinfección. Considerar en la limpieza y sanitización general los ductos de ventilación y campanas de cocina.

3. Aumentar frecuencia de lavado de espacios y superficies garantizando múltiples rondas de limpieza cada cierto tiempo durante el día. La limpieza debe ser exhaustiva particularmente en zonas de ingreso y egreso, baños y zonas de espera.

4. Con respecto a las zonas con ingreso de usuarios externos en particular, debe procurarse una limpieza entre cada uso y acceso. Esto a consideración de si hubo contacto riesgoso con alguna superficie.

5. Incrementar la disponibilidad de basureros y promover el manejo de desechos constantes para mantener áreas despejadas.

6. Los pañuelos desechables utilizados para limpiar la nariz o protección de boca, así como cubrebocas desechables deberán ser colocados en un recipiente identificado como “residuos sanitarios” con bolsa y con tapa, para amarrar y tirar así en el contenedor final de residuos.

7. Especial énfasis en limpieza de superficies de fácil acceso como: mesas, sillas, mostradores, manijas, lámparas, barandales, puertas, parte inferior de las paredes, superficies horizontales, dispensadores y cualquier otro elemento de fácil alcance para los clientes, empleados y proveedores.

8. Realizar limpieza profunda y general del suelo diariamente. En el entendido de la existencia de materiales complicados de lavar diariamente (pisos de recinto, alfombras, etc.), lavar periódicamente.

9. Contar con un protocolo de desinfección de las áreas previamente mencionadas de dos pasos: en primer lugar, lavado con agua y jabón y, en segundo lugar, desinfección con una solución de hipoclorito de sodio al 0.5% (Cloro) u otra certificada para eliminar SARS-CoV-2.

10. En el caso de la cocina se debe realizar un procedimiento de desinfección aun más minucioso en cada una de las áreas, al inicio y final de cada jornada.

LEE TAMBIÉN: Adiós al buffet de alimentos en la CDMX: La nueva normalidad en el catering