Tendencias en bodas Covid
Atrás quedaron los tiempos de las grandes bodas con cientos de invitados. La tendencia ahora son las ceremonias íntimas

La pandemia de Covid-19 obligó a la industria de organización de eventos a reinventarse y buscar nuevas formas de celebrar. En el caso de las bodas, la primera reacción de las parejas fue posponer la fecha de su gran día. 

Sin embargo, cada vez más novios se animan a celebrar su amor en tiempos de coronavirus, siguiendo las medidas de seguridad sanitaria que por el momento son las que están definiendo las tendencias en las bodas.

“El amor sobrevivirá todo esto. No creo que sea sano emocionalmente seguir posponiendo las bodas. Debe haber algo que celebrar”.

Kate Edmonds, wedding planner en Nueva York.

Bodas virtuales

La transmisión de eventos sociales como las bodas es algo que llegó para quedarse. El uso de apps o plataformas como Zoom, Facebook Live, FaceTime, Meet, Skype, entre otras es algo que permitirá celebrar el amor con un gran número de personas.

Bodas íntimas 

Atrás quedaron los tiempos de las grandes ceremonias con cientos de invitados. La tendencia ahora son las ceremonias íntimas con la gente más cercana a los novios.

Al respecto la industria de eventos sociales, los wedding planners y las agencias ya han acuñado algunos términos para esta tendencia: las minimonias o microweddings.

Un concepto similar, que acaba de llegar a México, y que tiene un máximo de 15 invitados son las Pop Up Weddings.

Catering post pandemia, adiós al buffet

Los servicios de catering y banquetes se concentrarán en el servicio a la mesa. Por el momento se eliminarán los entremeses o canapés y las barras de buffet. 

Varias bodas siempre son mejor que una

Una tendencia más es que las parejas celebren varias bodas. Es decir, en lugar de una ceremonia con muchos invitados, realizarán varias con un menor número de asistentes.

Las secuelas de boda pueden realizarse en distintas ciudades y venues; por ejemplo, el enlace civil se puede realizar en la playa, la ceremonia religiosa en la ciudad, y así…

Bodas por turnos

Otra opción para poder convivir con un mayor número de personas es que los invitados acudan de manera escalonada al evento. Con un horario que permita desinfectar y sanitizar los espacios.

Boda y fiesta por separado

Una tendencia más es que los novios celebren su enlace con un grupo reducido de personas y en unos meses celebren la gran fiesta que tenían planeada.

Al respecto, Sara Fried, propietaria de Fête Nashville Luxury Weddings, dijo a The New York Times lo siguiente:

“En algún momento volveremos a las épocas en las que se permitían multitudes de cien personas, pero tendremos que seguir siendo extremadamente imaginativos en lo que respecta al acomodo, al control de multitudes, los alimentos y el servicio de bebidas, además del personal que es absolutamente esencial para el evento”.

Y añadió que  “Como vimos después de la pandemia de la gripe española en 1918, podría haber otros ‘locos años veinte’. Sea como sea, las bodas se concentrarán bastante en la familia y las amistades preciadas; el encierro le ha dado un mayor significado a las conexiones importantes con quienes más amamos”.

Con información de The New York Times