Medidas de prevención Covid para venues en CDMX con cambio de giro

Venues CDMX

Como una medida para apoyar la reactivación económica de los venues para eventos, el gobierno de la Ciudad de México autoriza que estos cambien de giro comercial y operen como restaurantes durante la Nueva Normalidad ante Covid-19.

Este cambio de giro comercial de un venue es una medida temporal, para que los salones de eventos y jardines para fiestas puedan reiniciar actividades durante el Semáforo Covid naranja. 

Los venues en CDMX que decidan cambiar de giro comercial deberán seguir los “Lineamientos de medidas de protección a la salud para los establecimientos con venta de alimentos como principal actividad económica”.

Medidas de prevención Covid-19 en venues CDMX

De acuerdo con dichos lineamientos, las principales medidas de seguridad ante Covid-19 que deben seguir los trabajadores y los venues son:

  • Para su ingreso y durante su permanencia en el establecimiento deben respetar las normas de sana distancia e higiene.
  • Deben usar en todo momento los elementos de protección personal. 
  • Deben sujetarse a los Controles de Acceso y Egreso a Establecimientos, los cuales incluyen: toma de temperatura, detección de síntomas, uso de tapetes desinfectantes, entre otros. 
  • En caso de presentar síntomas de Covid-19, no podrán ingresar al representar un riesgo a la salud de los comensales y compañeros de trabajo del establecimiento. También, en caso de presentar síntomas deberán reportarlo a LOCATEL y seguir las indicaciones.
  • El venue debe proporcionar insumos de lavado y desinfección, al igual que Equipo de Protección Personal (caretas, cubrebocas y guantes de látex o vinilo) para sus trabajadores.
  • Organizar la distribución de tareas para reducir el flujo y movimiento de trabajadores, clientes y proveedores. En particular, asignar roles a cada trabajador. Es decir, una persona o grupo encargado de la cobranza, una persona o grupo encargado de la monta de mesas y atención a los comensales, una persona o grupo encargado de la preparación de alimentos, una persona o grupo encargado de la limpieza de espacio comunes y una persona o grupo encargado de la entrega a domicilio (en caso de que aplique).

No puede haber servicio de buffet ni barras de alimentos al representar zonas de contagio.

  • Queda prohibido el uso de menús impresos e individuales. Procurar el uso de pizarrones, carteles y tableros al exterior e interior del establecimiento con el menú. Migrar a alternativas electrónicas como códigos QR o imágenes y archivos que puedan ser compartidos con los comensales.
  • Eliminar el uso de toallas de tela en los baños. En el caso de la mantelería, pueden usarse manteles y servilletas de tela o desechables. Sin importar el material, la mantelería debe reemplazarse después de cada servicio. Los manteles y servilletas de tela deben lavarse después de cada uso.

No montar las mesas previa apertura del establecimiento con venta de alimentos y esperar a que sea asignado un comensal a la misma. Lo anterior con la idea de disminuir el tiempo de exposición del menaje.

  • Al momento de montar la mesa, eliminar elementos decorativos innecesarios y productos de autoservicio (servilleteros, botellas de condimentos, azucareros, saleros, etc). En su defecto, proporcionar contenedores de un solo uso o porciones del producto en caso de que el comensal lo solicite.
  • Desinfectar dispositivos de cobro electrónico de alto contacto después de cada uso. Para el pago o propina en efectivo deben existir botes o bandejas específicas para su cobro, con el objetivo de evitar su contacto con otras superficies.
  • Evitar proporcionar percheros. En caso de hacerlo, realizar la limpieza exhaustiva de los mismos.

Se permite la música viva, grabada y videograbada en el horario permitido para operar, con un límite máximo de volumen de 62 decibeles. Esto tiene la finalidad que los comensales no tengan que alzar la voz y con ello se minimiza la posibilidad de aerosoles.

  • Retirar las vajillas y cubiertos con guantes, evitando en todo momento entrar en contacto con las superficies en las cuales podrían existir residuos de saliva.
  • Deshacerse de los residuos orgánicos sin entrar en contacto directo utilizando una pala o herramienta pertinente.
  • En caso de que asistan comensales a recoger alimentos, deberá existir una superficie delimitada para su entrega. Deberán ser depositados los alimentos y, posteriormente, evitar el contacto con los mismos hasta su entrega.
  • Establecer varios botes de residuos inorgánicos no reciclables y sanitarios. Mantenerlos tapados y, de preferencia, a bolsa cerrada. Antes de entregarlos rociarlos con una solución de agua clorada a 440 ppm (10 mililitros de cloro comercial por cada litro de agua). 
  • Es recomendable que exista una persona por turno encargada de emergencias sanitarias en caso de que algún comensal presente síntomas de Covid-19 durante su estancia en el establecimiento. 

Deja una respuesta